Artroscopia de tobillo posterior: estado actual de la técnica

Posterior ankle arthroscopy: current state of the art

 

Fuente

Este artículo es publicado originalmente en:

http://jisakos.bmj.com/content/2/5/269

 

De:

    Van Dijk CNVuurberg GBatista J, et al

    Posterior ankle arthroscopy: current state of the art
    Todos los derechos reservados para:

    Copyright information

    Abstract

    The most common hindfoot pathologies seen in clinical practice and sports medicine are posterior ankle impingement and osteoarthrosis (OA). Both these—and other pathologies such as insertional tendinitis and Haglund’s disease—may cause significant disability, in both everyday life and during sporting activities. Post-traumatic OA alone causes a healthcare burden of over 3 billion US dollars per year. An adequate approach of these pathologies is required to minimise this healthcare burden and additionally to maintain patients’ economic productiveness. The aim of this article is to outline the most important evidence-based indications concerning posterior ankle arthroscopy focusing on diagnostics, surgical techniques, complications, geographical differences and future developments in the field of hindfoot arthroscopy. Initially, the treatment of hindfoot pathology is conservative. If adequate conservative treatment does not result in a good response, surgery may be indicated. Over the last three decades, arthroscopy of the ankle joint has become a standardised and important procedure, with numerous indications for both anterior and posterior pathology. Since 2000, a two-portal hindfoot arthroscopic approach has been described and used globally in clinical practice. Some of the indications that may be addressed using this approach are the treatment of posteriorly located osteochondral defects, posterior ankle impingement, pathology of the deep portion of the deltoid ligament, Cedell fracture, tarsal tunnel release, loose bodies and tibiotalar or subtalar arthrodesis. Tendon pathology can also be treated using posterior portals; however, this is beyond the scope of this review.

     

     

    Resumen

    Las patologías más frecuentes del retropié que se observan en la práctica clínica y la medicina deportiva son la compresión del tobillo posterior y la osteoartrosis (OA). Tanto estas como otras patologías como la tendinitis insercional y la enfermedad de Haglund pueden causar una discapacidad significativa, tanto en la vida cotidiana como durante las actividades deportivas. La OA postraumática por sí sola causa una carga de atención médica de más de 3 mil millones de dólares estadounidenses por año. Se requiere un enfoque adecuado de estas patologías para minimizar esta carga de atención médica y, además, para mantener la productividad económica de los pacientes. El objetivo de este artículo es delinear las indicaciones más importantes basadas en la evidencia sobre la artroscopia de tobillo posterior centrándose en el diagnóstico, las técnicas quirúrgicas, las complicaciones, las diferencias geográficas y los desarrollos futuros en el campo de la artroscopia del retropié. Inicialmente, el tratamiento de la patología del retropié es conservador. Si el tratamiento conservador adecuado no da como resultado una buena respuesta, puede estar indicada la cirugía. En las últimas tres décadas, la artroscopia de la articulación del tobillo se ha convertido en un procedimiento estandarizado e importante, con numerosas indicaciones para la patología anterior y posterior. Desde el año 2000, se ha descrito y utilizado globalmente en la práctica clínica un abordaje artroscópico del retropié de dos portal. Algunas de las indicaciones que pueden abordarse con este enfoque son el tratamiento de los defectos osteocondrales localizados posteriormente, pinzamiento posterior del tobillo, patología de la porción profunda del ligamento deltoideo, fractura de Cedell, liberación del túnel tarsiano, cuerpos libres y artrodesis tibioastragalina o subastragalina. La patología tendinosa también puede tratarse utilizando portales posteriores; sin embargo, esto está más allá del alcance de esta revisión.

     

     

     

    Deja un comentario

    Your email address will not be published.